Imprimir  

Boletín Ideas Estimulantes • Verano 2010 • Volumen 8, número 2. Tema del mes: Presentaciones Eficaces

Presentation Effectiveness
 
Una presentación eficaz puede ser determinante en el lugar de trabajo. En algún momento de tu carrera se te pedirá que presentes información a un grupo, y tienes que asegurarte de que estarás listo para dar el paso. Una persona que puede hacer una presentación con confianza y eficacia destaca inmediatamente de entre el resto del grupo. Tanto si eres un profesional como si estás iniciándote en este ámbito, aquí encontrarás consejos prácticos para mejorar tus dotes comunicativas y expositivas.
line

Deshazte del miedo a hablar en público

Algunas personas tienen pánico a hablar delante de un grupo. Otras lo consiguen a costa de ciertas dosis de miedo y estrés. Pero hablar en público no debería ser estresante ni causar ningún trauma, al contrario; es una experiencia que puede ayudarte a destacar y darte a conocer. Te presentamos algunos consejos que te ayudarán a vencer la ansiedad y ofrecer un buen discurso:

 • Preparación, preparación, preparación. Si conoces a fondo el contenido de tu discurso, tendrás una ventaja durante la presentación. No es necesario que memorices el material, pero sí que te familiarices con él.
 • Empieza con confianza. Tu apertura causará la primera impresión de la presentación en el público y marcará el tono del discurso. Asegúrate de que no dejas nada al azar. 
 • Destaca varios puntos clave. Identifica los afirmaciones más importantes que quieras realizar. Esto te ayudará a aliviar las preocupaciones y aumentará tu confianza. Utiliza recursos visuales, notas o técnicas de memoria para destacar los conceptos principales.
 • Complementa tus ideas con datos. Siempre es importante proporcionar datos que respalden tus argumentos principales. Los datos complementarios contribuyen a que el público entienda tus ideas y te dan la oportunidad de explicarlas en detalle.
 • Acaba con una propuesta de actuación. Es la última impresión que el público se llevará de ti y de tu conferencia. La conclusión ha de reflejar la intención de la presentación, resumir su contenido y ofrecer al público una dirección clara.

line

Turno de preguntas: cómo mantenerse cuerdo bajo presión

¿Has visto alguna vez una conferencia de prensa de alta tensión en la que los periodistas hacen preguntas difíciles y reciben respuestas difíciles? Este tipo de situaciones no son habituales, pero es posible que en algún momento tengas que participar en una sesión de turno de preguntas. A continuación te presentamos algunas maneras de prepararte para ello:

 • Estar mentalmente preparado. Evita el diálogo interno negativo del tipo: "Espero que no me pregunten nada sobre esto". Sustituye las dudas y el miedo por la anticipación positiva. Considéralo como una gran oportunidad para causar un impacto positivo y dar una buena impresión.
 • Conoce tu discurso. Prepararte bien el tema del discurso te hará sentir mucho más cómodo a la hora de hacer la presentación.
 • Pon un ejemplo en seguida. Te ayudará a mantener la fluidez de tus respuestas. Las anécdotas personales son fáciles de contar, incluso en situaciones improvisadas. Utilizar un ejemplo te permitirá entrar en el ritmo discursivo y calmará tus nervios. Además, captará de inmediato la atención de los asistentes.
 • Habla con vigor y energía. Si hablas enérgicamente y con contundencia, tus movimientos
externos tendrán un efecto beneficioso en tu proceso mental. Cuando el cuerpo se mueve, la mente funciona a un ritmo más rápido.
 • No te desvíes del tema. Si la atención se desplaza hacia otros asuntos, asegúrate de reconducir la conversación hacia el tema principal. 

line

 

Comunicación bidireccional: la valoración final

Cada vez que una persona habla o actúa, surge la oportunidad de valorar sus palabras o hechos. La valoración final (o feedback) es una manera de demostrar que se ha escuchado y que la exposición del orador ha sido interesante. El objetivo último del feedback es intensificar el progreso hacia los objetivos. Tanto si se realiza como respuesta a una petición, como si se utiliza para formar a un empleado mediante un proceso didáctico, la valoración final contribuye a generar los resultados necesarios para alcanzar el éxito profesional. Proporcionar o fomentar un feedback sincero y constructivo te permitirá avanzar en tu trabajo.

 • Valora un aspecto positivo. Identifica una cualidad del empleado y explícale por qué esta característica es importante y pertinente. Conseguirás animarle y reafirmarle en que está haciendo progresos para alcanzar sus objetivos.
 • Sé breve. Trata de que el feedback dure entre 10 y 20 segundos como máximo. Ser breve y conciso hará que tu mensaje sea más potente. Si te ciñes al tiempo, dispondrás de toda la atención de tu interlocutor. Un comentario extenso solo logrará rebajar el contenido de tu valoración.  
 • Céntrate en la otra persona y no en ti mismo. Recuerda que tu objetivo es aumentar la confianza del empleado. Tienes que centrarte en la persona a la que estás valorando y no en ti mismo.
 • Haz que el grupo participe. Siempre que sea posible, ofrece al grupo la posibilidad de alentar al resto de integrantes del equipo. Oír los comentarios de otros compañeros aumenta la confianza de los empleados. 
 • Proporciona un feedback personal. Trata de no repetir lo que la persona ha dicho o hecho. En su lugar, destaca sus cualidades y relaciónalas con su vida personal.

 

Volver

 
 

Millennium Ave. De La Constitución 550, San Juan, 00901, PR
P:787:244-4862

Síguenos en

 
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com